BLOG

10-05-2016

¡El Secreto de McDonalds a la luz!

¿Cómo es posible que una empresa catalogada como la responsable de elaborar la peor comida del mundo sea la más exitosa corporación cadena de alimentos del mundo entero?

¿Sabias que McDonald’s factura más que varias de las aerolíneas más grandes del mundo?

¿Y sabias que supera también a algunas de las Petroleras más importantes del mundo?

¿Cuál es el secreto?

El secreto no es ni la reputación ni la calidad:

La reputación del producto está catalogada de este modo: “chatarra” “basura” “prohibitivo” “ofensivo para la salud”.

La calidad del producto en sí, no utiliza materias primas de calidad, sino por el contrario, todos los insumos son de muy bajo costo.

Si no es necesario entonces un buen producto con una excelente reputación para tener ÉXITO en los negocios, ¿qué se requiere entonces para lograr un imperio económico como el de McDonalds?

La verdad sea dicha:

Los clientes no van a McDonald’s por el producto en si, sino por la experiencia que Mcdonalds ofrece.”

Nunca vi un niño triste dentro de un negocio de McDonald’s. ¡Al contrario! Los niños están alborotados, hipnotizados, felices, satisfechos y extremadamente alegres! ¡Esa es la experiencia McDonald’s!

Los padres llevan a sus hijos allí, porque a un valor extremadamente económico, logran una experiencia inolvidable para su hijo. Ya sea con la cajita feliz, los juguetes, el postre, los juegos, el payaso Ronald, el pelotero, las sillitas coloreadas a medida, las pinturas y la gran variedad de atractivos que encuentras dentro de estos locales.

Papá y Mamá ahora por fin, pueden por un momento incluso, distenderse y olvidarse de sus pequeños. Ese es el negocio de McDonald’s. Mantener a los niños felices, dar una experiencia emocional de alto impacto al pequeño, dejar a los papás descansar un momento, y encima, todo a muy bajo precio. ¿Faltaba más?

Entonces, mientras los nutricionistas y los gurús de la alimentación siguen quejándose de McDonald’s y del daño que esta empresa hace a la salud de los niños, cada día más y más familias llevan gustosos a sus hijos, a vivir una de estas experiencias increíbles.

CLAVE: “No es el producto. Es la experiencia la que cuenta”

Diferenciarse e Impactar:

Si la experiencia de tu cliente o potencial cliente al visitarte en tu negocio o página web, conversar contigo o recibir un mail o whatsapp es realmente DIFERENTE a la que ofrecen servicios similares al tuyo, y además, es altamente IMPACTANTE, ese cliente, regresará una y cien veces más.

¿Qué clase de experiencia estás entregando o haciendo sentir a tus clientes y prospectos?

¿Puedes elevar el impacto de esa experiencia con tus potenciales clientes?

¿Puedes hacer que tus clientes, después de conocerte, queden fascinados contigo?

¡Olvídate del producto o servicio que entregas o vendes! ¡Enfócate en la experiencia! Sé tú el producto o servicio que primero ellos compren. El resto, se hace solo.



Compartir