BLOG

29-06-2016

12 Lecciones que te serán de gran utilidad para los negocios

Hay una gran proporción de emprendedores  que no se animan a poner en marcha el negocio que tienen en mente porque no se sienten suficientemente preparados.

Hoy te contamos en esta nota ¿Qué hacer mientras nos animamos a dar el primer paso?

1. Respeta tu tiempo y el de los demás

El  tiempo, en los negocios que se realizan en la actualidad, es un recurso no renovable y de mucha importancia.

La puntualidad es sinónimo de compromiso, responsabilidad y respeto. Si quieres que te tomen en serio en los negocios, la puntualidad no es opcional... es esencial.

Y la puntualidad no se trata solamente de llegar a tiempo a tus reuniones, sino también de entregar a tiempo tus compromisos frente a clientes, socios y aliados. Haz de la puntualidad un hábito y un principio en tu vida, en tu trabajo y en tus negocios.

"Es difícil mostrarte confiable cuando la gente tiene que esperarte." -Wes Fessler

2. Aprende a aceptar las críticas con inteligencia

Es muy probable, que te critiquen. Algunos comentarios, serán destructivos y otros constructivos y positivos. Tú debes ser tan inteligente como para saber cuáles críticas escuchar y cuáles ignorar para no volverte loco o demasiado pendiente de lo que dicen de ti. Ten en cuenta, que cuanto más exitoso y conocido te hagas en el ámbito, mayores serán los comentarios que harán de ti.

 “Sólo hay una forma de evitar la crítica: no hacer nada, no decir nada y no ser nada.” -Aristóteles

3. Enfrenta los problemas como retos, no como obstáculos

Si algo vale la pena, desde ya que decimos que no será fácil. El camino del emprendimiento está lleno retos que te ayudarán a crecer a medida que los vayas superando.

Si eres de los que dice "¿Por qué a mi?", cada vez que enfrenta un problema, la vas a pasar muy mal en los negocios. Mejor pregúntate: ¿Para qué me pasa esto? ¿Qué debo aprender de esto que me está sucediendo?.

"Cuando hay tormenta los pájaros se esconden, pero las águilas vuelan mucho más alto." -Mahatma Gandhi

4. Trabaja por metas y sueños, no por dinero

Cuando inicias un negocio, debes aprender a trabajar por metas y sueños; y eso implica, en muchos casos, sacrificar beneficios en el corto plazo a cambio de lograr lo que te has propuesto.

Si lo que quieres es dinero rápido y seguro, lo que necesitas es un empleo.

Emprender enfocándote únicamente en el dinero hará que desistas cuando los resultados financieros no sean los que esperabas. Pero, si te enfocas en algo más importante que el dinero, como un propósito o un sueño, es entonces cuando te das cuenta de que realmente vale la pena hacer sacrificios.

"Cuando dejes de seguir el dinero y comiences a seguir tus pasiones, el dinero comenzará a seguirte a ti."

5. Cree en ti, aunque nadie más lo haga

Creer en ti cuando todos están de acuerdo contigo, es fácil, pero... ¿Estás listo para creer en ti, aunque nadie más lo haga? Eso sí que es difícil.

¿Vas a renunciar a tus sueños y a tus ideales cuando los demás no crean en ellos? ¿Qué vas a hacer si de repente te abandonan aquellas personas que creías te iban a apoyar siempre?

Emprender es un camino lleno de incertidumbre en el que nada es seguro, pero todo es posible. En ocasiones tendrás que seguir tu instinto, aunque todo lo demás esté en tu contra. En el camino algunas personas se van a ir de tu lado porque sus ideales ya no coinciden con los tuyos y te sentirás solo... ¿Estás listo para luchar por tus objetivos, aunque te toque hacerlo solo?

"Si te dicen que algo es imposible, significa que es imposible para ellos... no para ti."

6. Adquiere los hábitos del ahorro y la inversión

Antes de iniciar un negocio, asegúrate de adquirir ámbitos financieros saludables  y de desarrollar tu inteligencia financiera. Todo lo que aprendas acerca de cómo manejar tu dinero, te permitirá tomar mejores decisiones en tu negocio.

La disciplina financiera es clave para el éxito empresarial

No importa que tu negocio genere mucho o poco dinero, es fundamental que destines parte de los ingresos para el ahorro y que a partir de esos ahorros establezcas planes de inversión que te permitan crecer. De lo contrario tu negocio va a dedicarse simplemente a sobrevivir.

"Sin motivación, no hay sacrificio. Sin sacrificio, no hay ahorro. Sin ahorro, no hay inversión. Sin inversión, no habrá crecimiento."

7. Exprésate en público

Como hombre de los negocios vas a tener que relacionarte con clientes, proveedores y socios. Tendrás que participar en eventos y hablar frente a los medios de comunicación en nombre de tu empresa. Si no logras expresarte de manera efectiva, podrías perder grandes oportunidades de negocio para tu empresa, entonces no está de más que practiques para hablar en público con seguridad, determinación y confianza.

No necesitas convertirte en un orador experto, pero si te ayudará mejorar tu dicción, manejar tu comunicación no verbal y aprender a expresar tus ideas de manera clara y concisa.

8. Aprende a trabajar en equipo

Trabajar en equipo significa encontrar a los mejores y unirlos a tu negocio, confiar en ellos y saber delegar.

Es increíble cuánto nos cuesta trabajar en equipo. Creemos que es más fácil emprender solos porque no tenemos que discutir nuestras ideas con nadie, manejamos nuestros tiempos y no tenemos que compartir las utilidades del negocio pero la realidad es que las grandes empresas surgen de grandes equipos.

Un equipo exitoso es aquel en el que sus miembros poseen habilidades complementarias y trabajan apasionadamente de manera interdependiente. Aprende a rodearte de gente con las mismas ganas de triunfar que tú y entonces entenderás el poder del trabajo en equipo.

"El trabajo en equipo divide el esfuerzo y multiplica los resultados."

9. Aprende a priorizar

Al comienzo tendrás que elegir y priorizar en qué enfocar tus energías, o terminarás haciendo mucho y logrando poco. Emprender no se trata de cuántas horas trabajas, sino de qué resultados estás obteniendo.

Cuando inicias un negocio, es muy fácil distraerte tratando de abarcar cuanta oportunidad se pasa frente a tus ojos. 

 “No es que tengamos poco tiempo, sino que perdemos mucho” -Séneca

10. Concluye lo que empiezas

Si estás acostumbrado a abandonar tus proyectos y a dejar a medias todo lo que empiezas, lo más seguro es que jamás logres construir una empresa sostenible.

Las probabilidades de que fracases en tu primer intento de hacer negocios, son altas. Si abandonas después del primer intento, toda la vida te sentirás frustrado pensando que los negocios no son para ti. Pero, si realmente quieres ser exitoso, tendrás que intentarlo una vez más.

"Los que renuncian son más numerosos que los que fracasan." -Henry Ford

11. Da un esfuerzo extra siempre

Cuando das el esfuerzo extra, rompes tus limites y creces en todo el sentido de la palabra.

Aunque te quedes sin energías y sin fuerzas, haz un último esfuerzo. Los grandes logros requieren de grandes sacrificios. La batalla no termina cuando caes, sino cuando te rindes.

"La diferencia entre una persona ordinaria y una extraordinaria, es precisamente ese EXTRA que pocos se atreven a dar."

12. Adquiere una mentalidad de aprendiz

Tener una mentalidad de principiante significa andar por la vida como un eterno aprendiz que, con humildad y entusiasmo, se llena de conocimientos y experiencias.

No importa que tan lejos llegues ni cuántas cosas consigas, siempre tienes la oportunidad de aprender algo nuevo.

"Había cambiado el peso del éxito por la ligereza de ser de nuevo un principiante" -Steve Jobs, luego de ser despedido de Apple.

Puedes comenzar a trabajar en cada uno de estos puntos para fortalecer tu carácter, ganar confianza y desarrollar habilidades empresariales que todo emprendedor debe dominar.



Compartir