BLOG

01-02-2016

La nube

¿Cómo transformarla en una herramienta de negocios

 

EL “Cloud computing”,  o en español “la nube”, es el término que se le dio al procesamiento y almacenamiento de forma masiva de los datos en servidores que alojan la información. ¿Para qué sirve? para que podamos archivar documentación, fotos, datos, información en internet y acceder a ellos desde cualquier lugar del mundo y en cualquier momento.

 

Lo almacenado en la nube está allí para cuando lo necesitemos y sin necesidad de tener grandes conocimientos en informática. Eso es lo interesante, ya que en sus inicios se pensó para personas con poca experiencia en tecnología pero que querían tener acceso a sus datos en forma rápida y fácil.

 

 

Una de los servicios que utiliza “la nube” es el correo electrónico, es por esto que podemos leer los mails que nos envían así nos encontremos en Argentina, Brasil o Europa, y desde una computadora o un celular.

Si muchas empresas empezaron a analizar la posibilidad de alojar sus datos en modelos de softwares los que se accede a travès de internet, ¿por qué nosotros no empezamos a utilizar la nube como una herramienta de negocios?

Si bien muchos empresarios de América Latina consideran que la acción de migrar a la nube es aún un concepto desconocido, a pesar de los beneficios que ofrece en términos de costos y rapidez.

Es importante saber que América Latina es líder en cuanto a este tema. De acuerdo a un estudio de Tata Consultancy Service (TCS), hasta el 2013, el 39% de las grandes compañías de América Latina trabajan con software alojados en la nube, porcentaje que supera ampliamente los indicadores de Asia Pacífico (28%), Estados Unidos (19%) y Europa (12%).

 

Según su uso existen tres tipos de "nubes": la privada, la pública y la híbrida. La nube privada es una infraestructura dedicada a un único cliente, ya sea que se gestione en el interior de la organización o por terceros. La pública, por el contrario, implica que la información se alberga en un data center de una empresa especializada, como IBM, Cisco, Google, Amazon, Verizon o Dropbox. La nube híbrida es una mezcla entre la pública y la privada, y se utiliza en empresas que manejan información altamente confidencial, como los bancos, pero que consideran que una parte de su información puede estar al alcance de la mano. Según así lo indica un artículo de la revista semana económica, gracias a la nube ya no es necesario tener servidores dentro de la compañía ni comprar e instalar un software empresarial.

Los beneficios de sumarnos a la nube según la consultora Computer Economics son por ejemplo que  las compañías que hacen un uso intensivo del "Cloud Computing" ahorran, en promedio, más del 15% en el gasto de Tecnologías de la Información (TI).

Hay que destacar que, además de los beneficios económicos "migrar" a la nube significa optar por un modelo de negocios flexible. Esto genera una elasticidad esencial para muchos negocios.

El beneficio no solo es económico, ya que por ejemplo se reducen los costos de personal, sino también en la comodidad que nos presenta la nube. El poder manejar nuestros negocios desde cualquier lugar y en cualquier momento es una característica muy interesante.

¿Y usted se imagina migrando hacia la nube?


 

FUENTE: El comercio- Semana económica-



Compartir